Policiales

Viudas negras robaron más de $180 millones a un empresario en Oberá

El pasado sábado, un reconocido empresario obereño denunció un multimillonario robo en su propiedad ubicada en avenida Las Américas de la Capital del Monte. No serían ajenas al hecho dos mujeres oriundas de la localidad de Jardín América.

Efectivos policiales de la Comisaría Seccional Cuarta (Unidad Regional II) tomaron conocimiento del robo tras el llamado del damnificado, identificado como Aníbal B. de 69 años, con domicilio sobre avenida Las Américas de Oberá.

El hombre manifestó que entre la una y las cinco de la mañana se hallaba en su domicilio con una mujer que se había presentado como Jazmín Fernández, a quien conoció esa noche personalmente. Todo sucedió con su hija menor de 8 años presente.

Continuó relatando que en un momento dado, sintió cansancio (aparente inducido con algún psicofármaco) y se durmió.

La menor de edad, quien presenció el hecho en todo momento, aportó el dato que en ese momento ingresó a la casa otra joven desconocida, quién junto con la citada “Fernández” la sujetaron y comenzaron a revisar la casa.

Según se pudo reconstruir, habrían utilizando una llave que encontraron en el vehículo de la víctima para así poder abrir su caja fuerte y sustraer la multimillonaria cifra, distribuida en billetes de distinto valor y numeración.

Por el momento, se pudo constatar la faltante de 700 mil dólares estadounidenses y un millón de pesos aproximadamente. Además, las delincuentes sustrajeron una pistola Bersa, dos celulares Samsung A10 negros, un DVR negro pero sin la toma de cámaras, las cuales fueron peritadas.

La División Policía Científica realizó las labores técnicas en el lugar y el bioquímico en turno tomo muestras de orina a la víctima para examen toxicológico. A su vez, el médico policial examinó a la menor, quien presentaba un hematoma en su brazo derecho, producto del accionar delictivo de las acusadas.

Las primeras averiguaciones practicadas por el personal de la División Brigada de Investigaciones, arrojaron como resultado que no serían ajenas al hecho Marisol alias «Jazmín» y Gimena González, ambas domiciliadas en Jardín América.

Posteriormente, a través de fotografías, el damnificado reconoció a Marisol, una de las sospechosas. Se recabaron imágenes y videos donde se detectó a la acusada en una cancha de Fútbol 5 situada sobre la ruta Nacional 14, propiedad de la familia del empresario.

Por estas horas, los investigadores de la Policía de Misiones realizan seguimiento y vigilancia en zonas de influencia, donde aparentemente podrían encontrarse las acusadas para proceder con su detención, una de ellas imputada por un hecho similar.

(Fuente: M.O)