sábado, 15 junio, 2024

Villa no jugará más en Boca tras la condena por violencia de género

La dirigencia de Boca resolvió que el futbolista Sebastián Villa no jugará más en el club, luego de que ayer al mediodía fuera declarado culpable por el Juzgado Correccional 2 de Lomas de Zamora por violencia de género contra su expareja Daniela Cortés y condenado a dos años y un mes de prisión condicional.

Más allá de la apelación que pueda presentar la defensa del delantero, encabezada por el abogado Martín Apolo, la intención de la entidad xeneize es que el colombiano “no juegue más con la camiseta del club”.

El atacante, de 27 años, tiene contrato hasta el 31 de diciembre de 2024, pero la decisión ya está tomada. El del jueves por la noche, ante Arsenal, fue el último partido del colombiano en Boca.

De este modo se cumplirá el “protocolo de actuación en razón de violencia de genero, identidad de género u orientación sexual” que fue creado por el Departamento de Inclusión e Igualdad en agosto de 2021, en la cual tuvo participación la actual vicepresidenta de la institución, Daniela Bravo.

“Hasta que la Justicia no decida, Boca no tomará ninguna medida en este tema”, había sostenido varias veces durante estos tres últimos años el presidente Jorge Ameal.

Más allá de que la defensa del jugador apele la medida, la condena del futbolista pesa y mucho más en un caso de violencia de género, a sabiendas de que la institución tiene un departamento de género.

En principio, un club de Arabia Saudita tendría en su radar a Villa, aunque necesitaría “un permiso judicial” para trasladarse allí y presentarse en el consulado argentino cuando sea requerido por la Justicia.

Desde la madrugada del 27 de abril del 2020, en la que su pareja de ese momento, Daniela Cortés (la joven que lo denunció), la relación del futbolista y la dirigencia de Boca tuvo idas y vueltas. Estuvo apartado del plantel en varias oportunidades y regresó hasta que se definiera el juicio.

La causa por abuso sexual iría a juicio oral y Villa podría ir a la cárcel

En el mediodía de ayer la Justicia declaró culpable a Sebastián Villa en la causa por “lesiones leves agravadas por el vínculo y por mediar violencia de género y amenazas coactivas” a su expareja Daniela Cortés, lo condenó a dos años y un mes de prisión sin cumplimiento efectivo.

Es decir, el delantero de Boca no irá a la cárcel. Sin embargo, todavía tiene otra causa judicial en la que está involucrado, por abuso sexual con acceso carnal a Tamara Doldán.

La fiscal Vanesa González pidió la elevación a juicio oral del caso por “abuso sexual con acceso carnal” contra el jugador por parte de Doldán. La denuncia, que fue presentada el 13 de mayo de 2022 en la UFI 3 de Esteban Echeverría, la cual ratificó de manera presencial en la fiscalía tres días más tarde, por un hecho ocurrido el 21 de junio de 2021 en el country Venado II, en Canning, provincia de Buenos Aires, donde residía el delantero, tras un asado del que habían participado otros jugadores del plantel.

Según la denuncia, el colombiano consumió “mucho alcohol”, y comenzo a reprocharle a la denunciante que le gustaban o que había estado con otros jugadores del equipo.

Luego, tuvieron una discusión, se retiraron del lugar y se dirigieron a la casa del futbolista junto a un empleado de seguridad, Villa la encerró, abusó sexualmente de ella e intentó sofocarla.

Si esta otra causa que envuelve al colombiano pasa a juicio oral, su situación se complicaría todavía más, porque la sumatoria de condenas -de darse- podría no ser excarcelable y el jugador debería purgar la pena en prisión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *