viernes, 23 febrero, 2024

Una fiesta de un cumpleaños familiar en Brasil terminó en tragedia: tres muertos y 14 contagiados por coronavirus

La mitad de la población mundial está cumpliendo la cuarentena por coronavirus. Pero en algunos países, la situación es un tanto más laxa. En San Pablo, Brasil​, una familia desoyó los consejos sobre el cuidado ante la pandemia y hace tres semanas festejó un cumpleaños familiar como si nada ocurriera. Casi un mes después, el resultado fue realmente dramático: tres miembros de la familia fallecieron y hubo 14 contagiados por Covid-19.

La pesadilla familiar arrancó el 13 de marzo, cuando Vera Lucía Pereira decidió celebrar su cumpleaños número 59 y, como en otros momentos, invitó a toda su familia a su casa. En ese tiempo, los contagios eran pocos en Brasil y Vera, “como nadie de la familia estaba enfermo”, decidió hacer la celebración.

La fiesta se celebró con 28 invitados y esa noche salió todo bien. Pero al poco tiempo, por un grupo de WhatsApp familiar, varios miembros que habían asistido a la casa de Vera comenzaron a decir que tenían tos y fiebre, síntomas vinculados al coronavirus.

La primera en empeorar fue María Salete, una de las tres mujeres de la familia Vieira. “Comenzó a tener fiebre, como si tuviera una infección. Mi esposo y yo la llevamos al hospital, recibió medicamentos y regresó a casa”, explicó Vera a la BBC Mundo Brasil. Diabética e hipertensa, la situación de Salete empeoró con los días, hasta que se confirmó su fallecimiento.

Paulo Vieira, de 61 años y esposo de Vera, fue el segundo de la familia en enfermarse. Según la mujer, era considerado el más saludable, sin embargo, rápidamente debió ser internado en terapia intensiva.

Al mismo tiempo, su hermano Clovis , de 62 años, también comenzó a presentar síntomas de Covid-19 y, por ser ambos casos altamente sospechosos, fueron colocados en camas cercanas, donde se acompañaron hasta el final.

La salud de Clovis, que no tenía condiciones de salud previas, también empeoró: “Dos días después la condición de ambos empeoró mucho”, recuerda Vera. Ambos, su esposo y su cuñado, murieron de coronavirus.

Salete y Paulo fueron enterrados en un ataúd sellado, según lo recomendado por la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil. Clovis fue cremado, un deseo que había expresado a la familia. Otros 14 miembros familiares también sufrieron Covid-19, aunque algunos ya se recuperaron y otros están en ese proceso. 

Para Vera, el mayor desafío será seguir adelante sin su esposo Paulo: “Tenemos que continuar la vida, a pesar de todo”, dijo.

(Fuente: BBC y Mega Noticias.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *