Policiales

Un policía habría ayudado con la coartada falsa al concejal que incendió dos casas

“Hola, ¿hablo con Fredy Holl?”, preguntó alguien desde un número desconocido. “Sí, ¿quién es?”, respondió el propietario de la línea. Segundos después, efectivos de la División Investigaciones de la Unidad Regional II de Policía rodearon y detuvieron a Alfredo ‘Fredy’ Holl (44), el concejal de Campo Ramón sospechado de incendiar dos casas del barrio Docente de la misma localidad.

El procedimiento se realizó el último jueves al mediodía, a raíz de una denuncia radicada por Pablo Agustín Gaona (42), propietario de una de las viviendas siniestradas en la madrugada del martes pasado. La presentación de Gaona fue respaldada por el testimonio de Norma Schweikowski (41), ex esposa de Holl, quien aportó datos que resultaron claves para el avance del caso.

Tal como consta en el sumario que se tramita en la comisaría de Campo Ramón, con intervención del Juzgado de Instrucción Uno de Oberá, quedó asentado que el mismo martes del incendio un peón del concejal reportó la desaparición de un bidón de combustible que habían preparado para tareas de poda en una chacra.
Horas más tarde, el propio Holl se presentó en la dependencia policial para denunciar el supuesto hurto de dicho bidón y de su celular. Pero dos días después él mismo atendió el teléfono que había denunciado como desaparecido y echó por tierra su coartada.

Asimismo, las autoridades policiales investigan a un efectivo de la comisaría local que habría alertado a Holl sobre las sospechas en su contra antes de su detención. Se presume que el policía -con quien mantiene una amistad manifiesta- le avisó que un peón confirmó la desaparición de un bidón de combustible, tras lo cual urdió una coartada falsa.

Arma robada

Tras la detención de Holl, entre el jueves y el viernes la Policía allanó sus tres propiedades en Campo Ramón y procedió al secuestro once armas de fuego sin registrar, entre rifles, escopetas y una pistola, lo que no hizo más que complicar la situación del detenido.

Al respecto, fuentes del caso resaltaron que la pistola en cuestión es una 9 milímetros que hace tres años fue reportada como robaba a un efectivo de la Policía Federal Argentina (PFA).

En los allanamientos dieron con gran cantidad de municiones, un silenciador y miras telescópicas, una de ellas para visión nocturna.
También hallaron bidones con combustible, de los cuales varios se encontraban vacíos. Asimismo, constaron la existencia de más de cien gallos de riña que quedarán en resguardo de un cuidador. Respecto de las armas incautadas, las mismas derivaron en la apertura de una causa federal por tenencia ilegal. No se descarta que algunas de las armas tengan relación con diferentes ilícitos.

Entre los elementos secuestrados se hallan seis celulares que serán peritados y podrían arrojar importantes indicios para la investigación de los delitos que se investigan, como también las relaciones y complicidades del concejal, productor y dirigente agrario ahora detenido.

En tal sentido, una alta fuente del caso no descartó la imputación del policía que habría alertado a Holl sobre detalles de las denuncias en su contra, lo que podría derivar en una causa por incumplimiento de los deberes de funcionario público.

Las denuncias

Tal como aseguraron la ex esposa, otros familiares y conocidos del edil, sus recursos y contactos le permitieron consolidar una estructura de impunidad que se sostuvo durante muchos años.

Pero a partir de su detención varias personas se acercaron a la comisaría de Campo Ramón para ratificar denuncias que en su momento no prosperaron o denunciar nuevos hechos. En tal sentido, destacaron el trabajo de la jefa de la comisaría local, subcomisaria Karen Fernández, quien asumió en diciembre pasado.

En diálogo con un medio provincial
la ex esposa de Holl reconoció que “si bien lo denuncié varias veces, después dejé de hacerlo porque no veía consecuencias judiciales y, al mismo tiempo, él estaba cada vez más cebado de violencia. Además siempre le tuve mucho miedo, pero ahora que está preso me animé”.

Asimismo, subrayó su convicción de que “Fredy fue quien incendió la casa de la familia Gaona porque ellos me ayudaron cuando me separé de él. No teníamos a dónde ir con mis hijos y ellos nos cobijaron, pero lamentablemente les costó demasiado caro”.

Comentó que la chacra donde residía Holl rodea al barrio Docente, por lo que habría tenido enormes facilidades para perpetrar el hecho, según su criterio.
“No tengo dudas de que fue una represalia porque nos ayudaron, y tampoco creo que haya sido la primera vez que hace una cosa así porque estuve 22 años casada con él y sé que es capaz de cualquier cosa”, subrayó Schweikowski.

El padre de la mujer también se presentó ante la sede policial para ratificar varias denuncias que radicó años atrás por diferentes ilícitos como daño a la propiedad, amenazas, envenenamiento y mutilación de animales.

(Fuente: E.T)

Comment here