miércoles, 21 febrero, 2024

Tras el pedido del FMI, el Gobierno nacional continúa la firma del acuerdo con el Club de París para reestructurar la deuda

El Gobierno continúa con la concreción del acuerdo con el Club de París, por el que refinanció vencimientos de deuda por casi USD 2.000 millones. Para finalizar el proceso, la Casa Rosada debe firmar acuerdos particulares como cada país acreedor de la Argentina.

El ministro de Economía Sergio Massa firmará en las próximas horas el convenio con Suiza, semanas después de haberlo firmado con Italia.

La reprogramación de pagos con el Club de París fue una negociación que se inició en paralelo a la que llevó adelante el Ministerio de Economía con el Fondo Monetario Internacional y cuya resolución estuvo ligada de manera directa a la firma del acuerdo Extended Fund Facilities (EFF). Sin ir más lejos, la reestructuración del saldo pendiente con ese foro de países acreedores solo se encaminó una vez que la Argentina contó con programa vigente con el FMI.

Típicamente, los acuerdos que se anuncian con el Club de París son, en rigor, un marco general de entendimiento entre el organismo y el país deudor. El trabajo siguiente a alcanzar ese consenso es el de rubricar, con cada nación acreedora, un compromiso individual donde queden estipuladas esas condiciones generales.

Eso sucede porque existe una variedad amplia de países, monedas, compañías y agencias de crédito a las que la Argentina les deberá girar los vencimientos hasta 2028, cuando finalizará el cronograma de repagos. A fines de diciembre, Massa firmó un primer acuerdo con el embajador italiano en Buenos Aires, Fabrizio Lucentini el contrato con ese país para llevar adelante la letra gruesa negociada con el Club. Este jueves, el ministro de Economía firmará el convenio con Suiza.

Más de la mitad de la deuda argentina al Club de París está concentrada en dos países: Alemania (37%) y Japón (22 por ciento). Más atrás le siguen Holanda (casi 8%), España (6,68%), Italia (6,29%) y Estados Unidos (6,28 por ciento).

No se dio a conocer oficialmente desde la Secretaría de Asuntos Económicos y Financieros Internacionales que conduce el también director del Indec Marco Lavagna la firma de otros acuerdos individuales más allá de los de Italia y Suiza, por lo que aún restaría la rúbrica de algunos de los países con mayor peso.

A grandes rasgos, el acuerdo con el Club de París reprogramó el pago de USD 1.970 millones en seis años. El sistema de devolución será a través de un calendario de trece cuotas semestrales, cuyo primer giro tuvo lugar en diciembre pasado y que incluye parte del capital adeudado y también de intereses. El último pago tendrá lugar en septiembre de 2028.

El convenio alcanzado con ese organismo, además, prevé que el 40% del saldo pendiente sea cancelado a lo largo de 2024. Según estimaron en Economía, los pagos anuales oscilarán entre USD 240 y 390 millones por año y fueron estimados para que caigan en los momentos en que el calendario de deuda debería estar más aliviado.

La tasa de interés ponderada será de 4,5% anual. En un principio, el interés será de 3,9% y ascenderá paulatinamente. En octubre de este año trepará a 4,5% y que volverá a aumentar hasta 5,2% por ciento en abril de 2027.

El comunicado del Fondo había mencionado la necesidad de que el Gobierno continúe con el programa de deseembolsos de organismos internacionales -o en el caso del Club, de alivio de deuda por la refinanciación de vencimientos- en el contexto de canillas cerradas para el financiamiento en moneda externa.

“Las autoridades continúan movilizando financiamiento oficial de fuentes multilaterales y bilaterales, incluso mediante la finalización de acuerdos bilaterales con los pocos acreedores restantes del Club de París. Estos esfuerzos ayudarán a mantener el financiamiento monetario directo del déficit fiscal a un máximo del 0,6 por ciento del PIB en 2023, en línea con los objetivos del programa”, consideró el staff.

La resolución del acuerdo con el Club de París reestructuró el convenio de pago anterior vigente, que era el que había anunciado el Gobierno de Cristina Kirchner, cuando el actual gobernador bonaerense Axel Kicillof era ministro de Economía. Ese acuerdo implicó la devolución de USD 9.690 millones en un plazo de cinco años, , hasta mayo de 2019. De total, cerca de USD 5.000 millones fue el capital adeudado mientras que el resto (unos USD 4.700 millones) estuvo integrado por intereses de esos pasivos y por punitorios acumulados a lo largo de los años.

Al finalizar los cinco años iniciales previstos del acuerdo, la Argentina todavía debía unos USD 1.900 millones. La letra chica firmada con el Club de París estipulaba una ventana de dos años más para cancelar esos saldos pendientes de pago, aunque con un costo adicional considerable. El interés a la que se actualizó ese monto pasó a ser del 9% anual, el doble de la tasa que tenía hasta 2019.

El ex ministro Martín Guzmán inició la negociación con la conducción del Club de París, pero las tratativas se vieron frustradas por su salida del Palacio de Hacienda, a principios de julio de 2022. De hecho, la primera actividad que tenía en agenda Guzmán para la semana posterior al día que renunció, era un viaje a la capital francesa para cerrar los detalles del convenio.

 

(Fuente: Infobae) 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *