Tiene 30 años y la vacunaron por ser esposa de un trabajador del hospital


Por ser la esposa de un trabajador del Hospital de esta localidad (Ricardo Daniel Vargas), una docente de alrededor de 30 años se “coló” entre el personal de Salud estratégico de ese nosocomio y logró ser inmunizada en enero, con la primera partida de las vacunas rusas Sputnik V que llegaron a Misiones.

En la actualidad, la docente Ana Raquel Días que por su DNI no tiene más de 30 años y trabaja en la Escuela 740 de esa localidad, ya cuenta con el esquema completo de vacunación: la primera dosis la recibió el 13 de enero y la segunda el 4 de febrero.

Una situación inaceptable cuando en Misiones aún quedan más del 80% de los adultos mayores de 65 años y el 100% de las personas de 60 a 64 años sin inmunizar.

De hecho, esta docente ni siquiera hubiera ingresado aún entre los educadores que fueron inmunizados porque es muy joven y no tiene enfermedades de base, según admiten autoridades del centro asistencial donde la vacunaron.
 
¿Vacunatorio VIP?
La gran pregunta es si esta docente es la única vacunada “VIP” en el Hospital de El Soberbio o, tal como denunciaron vecinos de esa localidad a un medio provincial, “se vacunó a esposos y esposas de los que trabajan dentro de ese centro de salud”.

Consultado sobre el caso de la joven Raquel Días y el motivo por el que fue inmunizada contra el COVID-19, el director del Hospital de El Soberbio, Alberto Báez, aseguró a este Diario que “la vacunamos porque estaba en la lista de los docentes que envió el Consejo General de Educación (CGE)”.

Una mentira absoluta porque la joven recibió su primera dosis el 13 de enero y la segunda el 4 de febrero y el plan extendido de vacunación, en el que se incluyó a los docentes, comenzó recién a partir del 27 de febrero en Misiones.
El director del hospital “hizo agua” por todos lados en la entrevista con un medio provincial, cuando se le preguntó cómo pudo recibir la vacuna Sputnik V si era docente, cuando a este grupo poblacional se le destinaron las vacunas chinas Sinopharm que se aplican a menores de 60 años.

Báez se acordó que la docente Dias también “es personal esencial del hospital” y, tras la insistencia de este Diario, precisó que era “personal administrativo”.
Sin embargo, según confirmó un medio provincial, la joven no figura en el padrón del personal contratado ni de planta del sistema provincial de Salud Pública.

Además, incluso en el caso que fuera una administrativa, la mujer con 30 años tampoco debía ser inmunizada con la vacuna Sputnik V junto al primer grupo de profesionales de Emergencias y Terapia Intensiva que lidian todos los días con los pacientes de COVID.

Pues este último grupo fue inmunizado con las vacunas chinas Sinopharm, siempre que se trató de menores de 60 años. Al ser preguntado si la mujer tenía alguna comorbilidad con su joven edad, Báez admitió otra falta de condiciones con un simple “no”.

Favorecida
Raquel Días no figura en el padrón del personal de Salud Pública. Sí es docente de la Escuela 740 de El Soberbio. La inmunización de los docentes comenzó a fines de febrero y aún así, ella no hubiera entrado por su joven edad y sin comorbilidades.

El riesgo de la descentralización
Misiones tiene en la actualidad 78 centros de vacunación contra el COVID-19 (dos en Posadas y los otros 76 en cada uno de los restantes municipios) y, ya desde un principio, el gobernador Oscar Herrera Ahuad manifestó que el “talón de Aquiles” de la descentralización es la pérdida de control directo sobre el operativo de vacunación. Hoy, son al menos 78 “administradores” de las vacunas que se envían a cada uno de esos vacunatorios. Por eso, cuando comenzó a trascender la vacunación de personas que no eran docentes pero figuraban en el área de gestión de instituciones educativas (incluidas en la primera línea de vacunación por Resolución del CFE), el CGE decidió publicar las listas de todos los docentes que se vacunan diariamente.

(Fuente: Primera Edición)