domingo, 25 febrero, 2024

|Son policías los denunciados por violación y fueron apartados de la fuerza:

La Jefatura de Policía apartó de la fuerza a dos agentes del Grupo de Intervención Rápida, quienes están a disposición de la Justicia por un hecho de abuso sexual denunciado por una joven de 21 años.

Anoche, en la comisaría de la Mujer de Itaembé Miní, la denunciante manifestó que tenía contacto vía facebook con ambos involucrados y que con uno de ellos había acordado encontrarse. Sin embargo, al encuentro vino no solo el mencionado en una camioneta, sino también el otro presunto implicado. La joven narró que ambos la sometieron sexualmente dentro dentro del vehículo y que finalmente, bajo amenazas, le sustrajeron su teléfono celular.

La denunciante agregó que posteriormente, la dejaron en el acceso al barrio Néstor Kirchner y que al otro día ella fue hasta la casa de uno de ellos a reclamarle por su celular, recibiendo a cambio otro dispositivo con nuevo chip.

A partir de esta denuncia, la Policía de Misiones elevó las actuaciones al Juzgado de Instrucción de turno que ordenó la detención preventiva de los dos agentes del GIR y el secuestro de la camioneta descripta en la causa. Por otra parte, se dispuso la realización de estudios médicos a la denunciante.
La Jefatura de Policía, a través de la Dirección de Asuntos Internos, instruye el sumario administrativo interno y el pase a disponibilidad de los agentes.

El comienzo de la investigación

Según se informó desde la Comisaría de la Mujer  de Itaembé Miní, la víctima, Alejandra E.B, el hecho ocurrió en la madrugada del pasado sábado 2 de este mes de mayo, en cercanías del destacamento Nestor Kirchner

La joven dijo conocer via la red social facebook a Francisco C. desde hace un tiempo hasta que concretaron un encuentro. Así, el hombre la pasa a buscar desde sul domicilio del barrio Néstor Kirchner en una camioneta de color gris doble cabina, pero lo hace con otra persona a la que conoce como Beto B. también como amigo en facebook.

La víctima de violación dijo a la Policía que la llevan al lugar del hecho y la someten sexualmente anal y  vaginal y la amenazan con un arma de fuego para luego dejarla en la entrada del barrio y también le roban el teléfono celular.

La joven incluso aseguró que este domingo en horas de la mañana y con intenciones de recuperar su teléfono celular fue a la casa de uno de los supuestos violadores ya que todos viven en el mismo barrio y le solicitó el celular. Pero que le entregan otro teléfono celular y con otro chip, todo esto en presencia de familiares de los dos sujetos. Y que luego concurre a la comisaría de la jurisdicción para hacer la denuncia.

(Fuente:El Territorio)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *