lunes, 26 febrero, 2024

Se renueva el cupo mensual de US$200 por persona: quiénes pueden acceder a la compra del dólar solidario

Con el inicio del mes se podrá volver a acceder al cupo mensual del dólar ahorro o solidario. La devaluación del peso desde principios de año encareció el poder de compra de la divisa oficial.

Con febrero llega la renovación del cupo de US$200 por persona para comprar dólar oficial, más los impuestos que lo encarecen 65%, para el atesoramiento o ahorro. La cotización sigue siendo la más barata del mercado, aun cuando sumó en enero un aumento de 5,87% y se encareció 43,70% desde comienzos de 2022.

En septiembre se agregó una nueva restricción, ya que el Gobierno anunció que aquellas personas que mantengan los subsidios en las tarifas de luz y gas no podrán acceder al dólar solidario o ahorro. A partir de esa medida cerca de 500.000 usuarios residenciales renunciaron a mantener la asistencia del Estado a través del Registro de Acceso a los Subsidios a la Energía (RASE).

El Gobierno explicó que el RASE permitió identificar a los usuarios que pidieron mantener subsidios de acuerdo con su ingreso familiar y situaciones particulares:

Nivel 1: mayores ingresos y gente que no pidió su registración.

Nivel 2: menores ingresos registrados. Provisoriamente, se incluirán beneficiarios de la tarifa social.

Nivel 3: ingresos medios.

De esta manera, quienes se encuentren dentro de los niveles 2 y 3 estarán limitados en la compra de dólar ahorro.

Dólar ahorro: quiénes pueden acceder

El dólar solidario o ahorro se puede adquirir a través del Home Banking o a través de las sucursales de los bancos autorizados en el mercado de cambios, pero no todos pueden acceder. Hasta ahora, están limitados a acceder al dólar solidario.

  • Quienes compraron dólar MEP o CCL en los últimos 90 días;
  • Quienes cobraron salarios a través del programa de Asistencia a la Producción y el Trabajo (ATP);
  • Quienes cobran planes sociales o ayudas estatales como la AUH;
  • Monotributistas que tengan en curso créditos a tasa subsidiada;
  • Quienes no tienen sus ingresos declarados;
  • Cotitulares de cuentas bancarias
  • Quienes gastaron con tarjeta su cupo de U$S200 (incluye, por ejemplo, el pago de Netflix o Spotify en dólares);
  • Aquellos que tienen un plan de pago a 12 cuotas por deudas con tarjeta de crédito;
  • Quienes refinanciaron con bancos sus deudas por créditos personales, prendarios o hipotecarios;
  • Beneficiarios del refuerzo de ingresos que se pagó en mayo y junio de 2022.
  • Desde septiembre de 2022, además, se suman aquellos que reciben los subsidios estatales para el pago de las tarifas de luz y gas.

(Fuente: TN)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *