PolicialesProvinciales

Se entregó el último sospechoso del caso Arredondo y hoy debe declarar

Los investigadores confiaban en que sólo era cuestión de tiempo, y acertaron. Desde ayer a la mañana ya no quedan sospechosos prófugos por el crimen de Pablo Martín Arredondo (35) y el último detenido comparecerá hoy mismo ante la Justicia.

El sujeto en cuestión se trata de un joven identificado como Nahuel T. (21), quien al igual que los restantes seis sospechosos del caso también habría sido captado por las cámaras de seguridad lindantes al departamento de Arredondo en el microcentro posadeño.

De acuerdo a lo consignado por fuentes consultadas por un medio provincial muchacho se encontraba en Buenos Aires y en las últimas horas coordinó con sus abogados y con la Policía su entrega, la cual se hizo efectiva cerca del mediodía de ayer al quedar en manos de los efectivos de la Dirección Homicidios y de la Dirección Investigaciones Complejas.

Luego, el muchacho quedó alojado en una celda policial y en carácter de incomunicado, en tanto que se programó para esta mañana su traslado hasta el Juzgado de Instrucción Tres, a cargo del magistrado Fernando Verón, interviniente en la causa que investiga el homicidio que sacudió el verano en la capital provincial.

De esta forma, al igual que ya lo hicieron todos los restantes implicados, el joven deberá comparecer ante el juez para audiencia de declaración indagatoria, instancia en la cual tendrá la posibilidad de brindar su versión de los hechos u optar por abstenerse de declarar sin que ese silencio le signifique presunción de culpabilidad alguna, tal como lo ampara su derecho.

El muchacho estaba siendo buscado desde el principio de la pesquisa y siempre se especuló con la posibilidad de que haya viajado a otra provincia, tal como lo hicieron algunos de los restantes implicados que luego decidieron volver tras sus pasos y ponerse a disposición de la Justicia.

Tal como viene informando este matutino, el homicidio de Arredondo se cierra sobre un círculo de siete jóvenes bajo la lupa, de los cuales ahora seis están detenidos y uno fue restituido a sus padres por tratarse de un menor de edad.

Los restantes sospechosos tras las rejas son Facundo E. (25), Miguel Ángel L. (20), Oriana S. (18), Brisa T. (18) y William S. (22). Los dos primeros fueron capturados entre el miércoles y el jueves mediante procedimientos de la Dirección Homicidios, mientras que el otro grupo se entregó el viernes a la mañana ante las autoridades judiciales.

Entre estos involucrados, algunos de ellos optaron por declarar judicialmente y al menos tres admitieron haber estado en la escena, aunque las versiones aportadas habrían sido distintas, por lo cual ahora será el turno de recolectar elementos que permitan corroborar o contrastar esos testimonios.

Mientras tanto, habrá que aguardar qué decisión toma hoy el último sospechoso detenido, el cual cuenta con la representación de un abogado defensor particular.
Algunas fuentes señalan que este muchacho sería uno de los más comprometidos por los elementos recolectados en la causa.

La hipótesis de un robo:

Cabe mencionar que la hipótesis que ahora prevalece es que el crimen se habría concretado en el marco de un posible de robo de dinero que aparentemente la víctima tenía consigo producto de una venta automotor concretada tiempo atrás en Buenos Aires, de donde era oriundo.

La familia sostiene lo mismo y recuerda que a fines de enero Arredondo estuvo en la capital del país concretando la venta de camioneta, transacción en la cual obtuvo unos 3.000 dólares que ahora se habrían transformado en el botín del robo que derivó en su homicidio.

La madre de la víctima, Nancy Hryb, incluso apunta a la figura de las dos chicas implicadas como posibles “entregadoras”.
Al respecto, sostuvo que “la principal implicada es Oriana, porque esa chica estuvo con Pablo en Buenos Aires para fines de enero. Pablo vino a hacer una venta de una camioneta. Se llevó otra camioneta y 3.000 dólares, más dinero en efectivo, mucho dinero. Toda la familia lo sabemos porque él vino para eso y unos días antes de irse se encontró con Oriana y ella sabía que Pablo tenía toda esa plata. Pasearon por Buenos Aires, estuvieron un par de días y se fueron juntos a Misiones”.
Si bien esta es una línea investigativa, será la Justicia la que ahora deberá reconstruir todo lo sucedido y, conforme a los elementos recolectados, determinar qué rol o grado de participación pudo haber tenido cada uno de los involucrados bajo la lupa.

Entre las medidas que siguen en pie quedan los análisis de telefónica que fueron encomendados a los especialistas de la Secretaría de Apoyo para Investigaciones Complejas (Saic). Por el momento hay cinco teléfonos listos para pericias, dos fueron hallados en la escena y los restantes fueron secuestrados en poder de distintos involucrados.

El caso :

El crimen de Arredondo quedó al descubierto el domingo 23 de febrero, cuando los vecinos de su departamento reportaron la existencia de un olor putrefacto en el lugar y cuando la Policía intervino encontró el cadáver del hombre tendido sobre su cama, golpeado y asfixiado con un cinto.

A partir de ahí, los pesquisas comenzaron a reconstruir los movimientos de la víctima y en esa instancia pudieron saber que la última vez que se supo de él había sido el miércoles 19, cuando en horas de la madrugada se reunió con un grupo de conocidos en su casa.

Desde ese momento nadie más supo de Arredondo y a partir de ahí todos los que esa noche estuvieron con él quedaron bajo la lupa, al tiempo que durante la semana fueron cayendo uno a uno.

En la identificación de todos los involucrados fueron clave las filmaciones de las cámaras de seguridad de distintos comercios ubicados en cercanías al departamento de Arredondo sobre calle Colón, entre La Rioja y Entre Ríos, en pleno microcentro posadeño.

Según indicaron fuentes consultadas, la recolección de estas imágenes fue labor de la Dirección Cibercrimen de la Policía y todavía quedaría material por analizar.
De las imágenes se desprende que al departamento llegaron primero las chicas y más tarde los sujetos.

En cifras:
7
La investigación se cierra sobre siete sospechosos: Nahuel T. (21), Facundo E. (25), Miguel L. (20), Oriana S. (18), Brisa T. (18), William S. (22) y un menor de edad.

5
Hasta el momento hay cinco teléfonos incautados para pericias y análisis de telefonía que estarán a cargo del personal de la Saic.

(Fuente :E.T)

Comment here