Posadas: regresó a su casa y se encontró con un Oso Melero durmiendo en su patio

En la tarde del miércoles la Asociación Civil Rescates de Animales Silvestres Yarará en Acción, acudió al llamado de una vecina del barrio Itaembé Guazú, Posadas, quien alertó sobre un oso melero que se encontraba durmiendo en el patio de su domicilio, dentro de la casita donde duerme su perro.

Según informó el técnico herpetólogo y presidente de la Asociación Civil Yarará en Acción, Amado Martínez, se trata de un oso melero adulto que, a primera vista, se encuentra en buenas condiciones de salud.

“Por suerte ahí vivía un perrito chiquito que se ve que le tenía miedo”, contó el especialista.

Luego explicó que la Asociación ya informó al Ministerio de Ecología quienes en adelante se encargaran de realizar los estudios veterinarios correspondientes para la reubicación del animal, lejos de los peligros de la urbanización.

Oso melero

Este animal es una de las tantas especies que nos regala la biodiversidad de Misiones. Suele confundirse con el oso hormiguero, de hecho también se lo conoce como oso hormiguero amazónico (Tamandua tetradactyla), sin embargo, además de otras particularidades, la principal diferencia entre estas especies está en el tamaño, el oso melero es más pequeño que el oso hormiguero.

Su comportamiento suele ser solitario, de numerosos hábitats de selvas y de sabanas áridas. Se alimenta de hormigas, termitas y de abejas. Tiene fuertes garras que usa para romper nidos de insectos o para defenderse. 

Es un animal nocturno pero ocasionalmente activo diurno. Es común hallarlo en su nido durante el día en huecos de árboles o en cuevas de otros animales. Son solitarios. Se pueden comunicar cuando se buscan por celo y emitir un fétido olor por una glándula anal.

Este animal habita en gran parte de sudamérica. Los del norte de Brasil y de Venezuela al oeste de los Andes son todo beige, pardo, o negro, o muy ligeramente manchado.

(Fuente: E.T)