jueves, 25 abril, 2024

Por el incremento de alumnos en pueblos mbya, piden más aulas y horas docentes

Aseguran que cada vez más familias originarias incentivan a los chicos a terminar la secundaria y ellos buscan seguir una carrera. Esperan acompañamiento en el nivel superior y universitario.

Para el inicio del ciclo lectivo 2023 en comunidades mbya guaraní, a pesar de retomar las clases con normalidad, señalan que hubo un incremento en el número de estudiantes. Sucede que muchas familias incentivan a los chicos a terminar la secundaria y los jóvenes buscan seguir una carrera terciaria y universitaria.

Más estudiantes

Entre los referentes provinciales del Consejo Educativo Autónomo de los Pueblos Indígenas (CEAPI), Jorge Acosta contó a un medio provincial que en Misiones “todos los años el incremento de los estudiantes es algo muy positivo dentro de las comunidades”. Sin embargo, analizó que “esto también requiere que el Estado ponga de su parte para desarrollar las clases con normalidad en las escuelas, tanto en nivel primario como en el secundario y en el superior”.

Semanas atrás, “realizamos una reunión de equipo intercultural bilingüe de la provincia, donde vimos la cantidad de pedidos que tenemos para aulas satélites y la creación de horas para docentes indígenas”. Remarcó que este tipo de pedidos “se debe al incremento de estudiantes”.

Resolver estos puntos “también depende de un tema burocrático, de ver en qué situación están las comunidades, en qué terreno se encuentran, si ya cuentan con título o permiso de ocupación”, explicó Acosta.

Con los jóvenes, señaló que cada vez más chicos terminan la secundaria y buscan una formación superior: “En tema alojamiento y albergues, todavía tenemos chicos buscando un lugar donde quedarse para seguir su carrera universitaria”, resaltó.

 

Educación intercultural

El Auxiliar Docente Indígena (ADI) y profesor de idioma y cultura guaraní, Oscar Virgilio Benítez, contó a este Diario que en escuelas e instituciones dentro de las comunidades “aún falta muchísimo, más que nada en infraestructura. Si hablamos de igualdad de oportunidades en educación, la base está en tener un establecimiento bien organizado”.

Remarcó que, en relación a los pueblos originarios, “apuntamos a la interculturalidad y con predisposición a mejorar los vínculos con la sociedad en general. Esto es algo que siempre tratamos con los jóvenes que inician su etapa, ya sea en primaria, secundaria o en el superior”.

Como educador, “agradezco a los padres que acompañan a sus hijos, lo cual antes no se veía mucho”, agregó. Este cambio se debe a que “entendieron que es el camino adecuado y los docentes necesitamos que los padres sean partícipes de este tránsito en la educación”, añadió.

 

Continuidad educativa

Javier Rodas, de la Escuela 941 en la aldea Jasy Porá de Puerto Iguazú, comentó a un medio provincial que “inauguramos dos salones de clases nuevos, construidos por la provincia”. En esta escuela, indicó que “empezamos en el año 2015 con 58 alumnos y hoy tenemos un total de 116 alumnos. Los chicos que vienen ya son los hijos de los pobladores originarios y familiares que vienen de otro lugar”.

En cuanto a la formación educativa, señaló que “en las comunidades hay mucho interés en la continuidad educativa, por lo menos para finalizar la enseñanza primaria y secundaria”. Gracias la labor de docentes y comunidades, destacó que “Puerto Iguazú es la localidad misionera que tiene dos secundarios en aldeas”.

A futuro, señaló que la educación superior y universitaria para quienes pertenecen al pueblo mbya es un punto a resolver. Sobre esto, recordó que “hemos tenido compromisos desde autoridades en apoyo a estudiantes universitarios”. 

(Fuente: Primera Edición)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *