miércoles, 12 junio, 2024

Pediatría en crisis: al igual que en el país, en Misiones se hace notar la falta de pediatras

La Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) publicó ayer un reconocimiento a los pediatras argentinos en el marco de una “crisis de la profesión”. Crisis, que se sustenta según el comunicado en la inmensa demanda de pediatras, en la alta carga laboral y en que, cada vez, son menos los médicos que eligen esa especialidad.

Ante eso, un medio provincial consultó con la gerente asistencial del Hospital de Pediatría Fernando Barreyro, Liliana Fernández Sosa, quien reconoció que Misiones no es la excepción a la falta de pediatras.

“A nivel nacional hace muchos años venimos mencionando la escasa cantidad de pediatras que se vienen formando y médicos que eligen la pediatría. Misiones no escapa a esa regla nacional”, planteó Fernández Sosa.

Según datos que proporcionó a este Diario el presidente del Colegio de Médicos de Misiones, Luis Flores, de los cerca de 3.200 médicos que hay en la provincia, unos 800 aproximadamente son pediatras; es decir sólo el 25%; y de ellos la mayoría ejerce en Posadas (como ocurre con la mayoría de las profesiones médicas), haciendo que la situación sea aún más crítica en el interior.

Sobre eso Flores agregó que “en forma proporcional a la población sí se nota la disminución. Todas las especialidades se redujeron, pero en pediatría se nota más porque la escala piramidal poblacional de Misiones viene con un avance amplio, es decir, cada vez hay más pacientes pediátricos”.

Hospital Pediátrico, un reflejo de la situación

En cuanto al Hospital de Pediatría Fernando Barreyro, que recibe a niños de toda la provincia, según lo confirmó Fernández Sosa, son alrededor de 30 pediatras en total que se dividen para cubrir áreas de consultorio, urgencias e internación. De ellos solo cuatro cubren el área de consultorios; un número que dista mucho de la cantidad de pacientes que acuden diariamente al nosocomio.

No obstante, en ese punto, la médica aclaró que al ser un Hospital de Nivel III, atienden en consultorio a chicos con patologías, no a niños sanos.

“Hay que recordar que somos un hospital de nivel tres, el medico clínico pediátrico se dedica al control y seguimiento del chico con patología, al niño que nació sin un pulmón, que tiene insuficiencia renal, alguno que tiene discapacidad. No hacemos control del niño sano con gripe o resfrío. Esos casos tienen que ser consultados en el CAPS más cercano de la casa. Es muy difícil que la familia entienda eso. El fuerte de la pediatría es la atención primaria de la salud, hay muchos más chicos que necesitan un control de niño sano que los que necesitan especialistas o un hospital de nivel III”, afirmó.

 

Variantes que influyen para no elegir pediatría

En cuanto a los motivos de la disminución de pediatras, ambos médicos consultados señalaron que se debe a múltiples factores.

Uno de ellos es el económico ya que otras especialidades como por ejemplo cirugía plástica, anestesiología o gastroenterología son más redituables económicamente.

“Los pediatras hacen clínica y los honorarios de ellos dependen de la consulta, no tienen aparatos como los gastroenterólogos o los oftalmólogos que hacen estudios. Ellos ganan solo con la consulta que es lo que se paga menos, honorarios muy bajos. Es feo en ese sentido”, explicó el presidente del Colegio de Médicos.

A su turno y en relación a eso, la gerente asistencial del Hospital de Pediatría indicó que, la falta de médicos que elijan la pediatría, también se debe al desafío que implica tratar a un niño y su familia; ya que la atención del pediatra también involucra a las familias.

“No cualquiera entiende a un niño. A nosotros suelen decirnos ‘no entiendo cómo le entendés a los chicos’, es decir, cómo podemos descifrar su patología en base a los síntomas, ya que los niños no se sientan y te cuentan como sí lo hace un adulto, a ellos tenemos que leerlos. Ahí hay otro factor, no muchos tienen esa empatía y pueden reconocer qué síntomas”, afirmó Fernández Sosa.

Eso, sin contar el hecho de tener que lidiar con enfermedades que pueden ser graves en un pequeño, “hay que tener corazón para manejar eso sin que te afecte y te destruya”, agregó la médica.

Es así que, la complejidad de la especialidad y que, dentro de las ramas médicas, es una de las menos redituables económicamente son sólo algunos de los factores que influyen en no elegir la pediatría y optar por otra especialidad, según los médicos consultados.

No obstante, cabe mencionar que la pediatría no es la única especialidad en crisis. Ramas como la clínica médica y la medicina familiar, son dos de las áreas que tienen cada vez menos adeptos entre los médicos recien recibidos.

 

“Un escenario difícil para el ejercicio profesional”

Aparte del reconocimiento de la labor de los pediatras, ante el aumento de infecciones respiratorias que se da a nivel país debido a la época del año, el comunicado de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) planteó un “escenario difícil para el ejercicio profesional de la pediatría”.

Según reza el comunicado, esa crisis se debe a “condiciones de trabajo inaceptables, alta carga laboral, inestabilidad en los empleos, falta de estímulo para el crecimiento, situaciones de violencia, baja remuneración, necesidad de pluriempleo para llegar a fin de mes y falta de oportunidades para actualizarse en la profesión”.

Es así que según la SAP “son frecuentes las situaciones de aumento de la demanda, disminución del recurso humano en el equipo de salud, ocasionados por la falta de nuevos nombramientos, cargos vacantes que no se cubren, contratos temporales, carencias en equipamiento e infraestructura, falta de tiempo para examinar adecuadamente a los pacientes”.

Es por todo eso que instaron a las autoridades a convocar una mesa de diálogo, “con el fin de encontrar una respuesta que considere una solución adecuada a esta situación de sobrecarga de trabajo para los pediatras y obstáculos para una atención oportuna a los pacientes”.

(Fuente: Primera Edición)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *