viernes, 12 abril, 2024

La Comunidad Israelita de Misiones celebra su Año Nuevo de forma presencial

Pese a la pandemia de COVID-19, la situación relativamente controlada que se vive en Misiones permitirá a la colectividad israelita de esta provincia conmemorar el Rosh Hashana (Año Nuevo Judío) en sus dos dimensiones: social y familiar.

“Se pidió la autorización correspondiente ante el Ministerio de Gobierno provincial, con todos los protocolos referidos al distanciamiento social; el mismo Ministerio nos marcó cuáles son las pautas a seguir y la celebración va a ser presencial, con cupo limitado de personas y por supuesto todos los cuidados: toma de temperatura, barbijo obligatorio, lavado de manos, etcétera”, confirmó a un medio provincial el presidente de la Comunidad Israelita de Misiones, Marcos Alfici.

Así, esta tarde a las 19.30 comenzará la primera ceremonia de rezos en la sede social de la entidad, en la calle San Martín 1.538 de Posadas, donde se repetirán las convocatorias el sábado a las 9 y a las 19.30 y el domingo a las 9.

“En estos dos primeros días se reza por la paz, por la cura de los enfermos, por la paz en el mundo… En fin, es un ejercicio muy interesante de reflexión, más allá de los festejos, que obviamente celebramos la vida a través de la comunidad. Por eso hay un acto religioso y luego cada familia conmemora en su casa”, adelantó Alfici.

Es “una ceremonia común, aunque obviamente llena de tradiciones y con comidas especiales que a través de los años los judíos fueron incorporando a su ritual”, agregó.

El Rosh Hashana se enlaza, al cabo de diez días, con el Yom Kippur, el Día del Perdón, que este año será desde la primera estrella del domingo 27 hasta el atardecer del lunes 28 de septiembre.

“La festividad empieza por la noche porque los judíos usan el calendario lunar-solar y cada día empieza al atardecer. El Año Nuevo empieza con los dos días del Rosh Hashana y termina diez días después con el Yom Kippur, que es el Día del Perdón, el gran día donde Dios juzga el comportamiento de los hombres: según la tradición, el hombre se presenta ante Dios, desnuda su alma y pide que sea inscripto en los libros de la vida, el libro de la bondad, etcétera”, precisó Alfici.

“Un hombre nuevo”

El presidente de la Comunidad Israelita de Misiones detalló que Rosh Hashana significa “Cabeza de Año” y “la tradición dice que es el aniversario del nacimiento de Adán y Eva, o sea, de la presencia del ser humano en la tierra. Obviamente, con el tiempo va tomando distintos sentidos, porque nuestra religión es milenaria: este pueblo tiene más de 3.500 años”, matizó.

En ese sentido -remarcó- “no se trata sólo del comienzo de un año, sino que en realidad lo que pretende la tradición es que se haga un balance del alma. ¿Qué quiere decir esto? Que nos dejemos de balances económicos, de cuánto ganamos y cuánto perdemos, y pensemos en el ser humano como ser humano: cuánto ganamos y cuánto perdimos este año como personas. Se trata de lograr que, a partir de este nuevo año, nazca un hombre nuevo, un volver a ser humano entre tanta inhumanidad, destrucción, indiferencia”.

“Es un mensaje muy importante, porque por más que vos tengas la tecnología, la innovación, el Whatsapp o las redes sociales, el mundo no cambió, porque el ser humano sigue siendo un ser imperfecto, un ser lleno de miserias y obviamente también de cosas buenas. Se trata de mejorar en calidad humana”, insistió.

En ese sentido, “el que tuvo errores puede enmendarlos, al que le fue mal puede mejorar, lo perdido se puede recuperar. Tenemos que pensar en el que está desvalido, el carente, lograr una igualdad no sólo económica sino también en el trato”, sentenció Alfici.

(Fuente: Primera Edición)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *