Nacionales

Insólito: recibió varias multas del Gobierno de Buenos Aires pero su vehículo siempre estuvo en Posadas

Lo curioso -y esta altura irritante para la afectada-, es que su automóvil nunca estuvo en Buenos Aires en las fechas que consignan las actas emitidas por la Dirección de Administración e Infracciones.

“La primera vez que recibí una multa fue en julio del 2018. Fue tan obvio el error porque la foto que acompañaba esa acta correspondía a otro vehículo. Se habían equivocado en una letra y por eso me llegó la infracción. Ni siquiera se tomaron el trabajo de verificar los datos de la notificación que ellos mismos habían redactado”, explicó Karla A., quien exhibió el acta donde se puede observar claramente el error cometido por los funcionarios. Según ellos, su auto había obstruido algún estacionamiento de Avenida Del Libertador. Por medio de un mail les hizo ver que, no sólo la matrícula infractora no era de su auto, sino que además su coche nunca había estado en Buenos Aires. La chapa patente del infractor correspondía a una camioneta Land Rover, mientras que el auto de Karla es un FIAT Uno.

La segunda multa llegó en abril del 2019. Y esta vez se le imputaba algo más grave: violar la luz roja en la avenida Sarmiento al 3.000. En esta oportunidad el acta ya no tenía foto de la supuesta infracción. Tal vez “avivados” por el mail del descargo anterior, los funcionarios del Gobierno de Buenos Aires consignaron su matrícula correctamente; es decir, para ellos estuvo conduciendo su automóvil por Palermo, cruzando semáforos en rojo. Obviamente, no fue así. Por esos días manejaba el Fiat por las calles de su barrio Villa Urquiza, en Posadas. “Nuevamente hice el descargo por mail, pero esta vez no me contestaron”, afirmó.

La tercera, la gota que colmó el vaso, sucedió el 21 de marzo pasado: una nueva multa por “Tel. celular/reproductor video” (sic) por avenida Santa Fe al 4.900. Otra vez Palermo y otra vez que no, porque el auto de Karla estaba en Posadas. Para ella está claro que los zorros porteños son conscientes que se trata de una persona que vive en Misiones y que para ahorrarse contratiempos aceptará el “pago voluntario” que proponen. “Deben pensar que una se va a resignar a pagar sin protestar, pero no es así porque nunca anduve con mi auto por Buenos Aires. Lo molesto – enfatizó – es que ni siquiera se toman el trabajo de corroborar los datos y envían una notificación acusatoria. Espero que esto se termine de una vez porque podría tener complicaciones cuando quiera renovar mi licencia o vender al auto”.

En el acta de infracción figura un número de WhatsApp que dispone el gobierno de CABA para chatear con un controlador. En realidad, no hay nadie de carne y hueso del otro lado. Se trata de “Boti, el Robot de la Ciudad”; un programa de computación que solo responde preguntas guionadas.  Al efectuar la consulta con el número de matrícula equivocado, aquel de la primera multa del 2018, “Boti, el Robot de la Ciudad” informa que una camioneta Land Rover (al parecer propiedad de un tal Hernán G) lleva acumulada 178 infracciones de tránsito por una suma de $ 514.456.  Es en este punto donde el accionar del Gobierno Porteño genera suspicacias. ¿Será tal vez que sus funcionarios tienen dificultades para cobrar sus multas y buscan recursos en otros distritos?

(Fuente:M.O)

Comment here