miércoles, 12 junio, 2024

Fiscal cambió la carátula y Brunner fue condenado pero seguirá libre

El imputado tuvo una pena de tres años de prisión en suspenso. Además, fue inhabilitado para manejar todo tipo de vehículos por 10 años. La fiscal pidió 5 años

Juan Gastón Brunner (31) fue condenado por el Tribunal Penal Uno de Posadas a tres años de prisión en suspenso.

Además, fue inhabilitado para manejar todo tipo de vehículos automotores hasta 2033, tras ser declarado culpable de la muerte de Susana Prestes (41) y Oscar Meza (57), en el siniestro vial que protagonizó manejando en estado de ebriedad el 13 de febrero de 2016, en cercanías al campus de la Universidad Nacional de Misiones (Unam).

Brunner llegó al Tribunal hace una semana bajo la imputación de homicidio simple con dolo eventual, carátula que prevé una condena de 8 a 25 años.

Pero ayer por la mañana después de su alegato, la fiscal de Instrucción Siete, Patricia Clérici, la misma que elevó a juicio por ese delito al acusado, pidió a los magistrados que lo condenaran por homicidio culposo, carátula que se suele dar a los autores de siniestro vial, que pacta una pena máxima de 5 años.

Juan Gastón Brunner (31) fue condenado por el Tribunal Penal Uno de Posadas a tres años de prisión en suspenso.

Además, fue inhabilitado para manejar todo tipo de vehículos automotores hasta 2033, tras ser declarado culpable de la muerte de Susana Prestes (41) y Oscar Meza (57), en el siniestro vial que protagonizó manejando en estado de ebriedad el 13 de febrero de 2016, en cercanías al campus de la Universidad Nacional de Misiones (Unam).

Brunner llegó al Tribunal hace una semana bajo la imputación de homicidio simple con dolo eventual, carátula que prevé una condena de 8 a 25 años.

Pero ayer por la mañana después de su alegato, la fiscal de Instrucción Siete, Patricia Clérici, la misma que elevó a juicio por ese delito al acusado, pidió a los magistrados que lo condenaran por homicidio culposo, carátula que se suele dar a los autores de siniestro vial, que pacta una pena máxima de 5 años.

En las primeras horas de ayer, Clérici expresó todas las pruebas acreditaron el siniestro vial. Tanto la velocidad del Volkswagen Vento, que según peritos llegaba a los 80 kilómetros por hora, como el grado de alcoholemia de Brunner en el momento del hecho, que según los testimonios de los especialistas, el imputado registró 1,44 gramos de alcohol por litro de sangre.

Además, alegó que Brunner realizó una maniobra brusca hacía el carril contrario, por lo que el Vento chocó de frente contra el Ford Fiesta, ocasionando la muerte tanto de la conductora (Susana Prestes), como de la persona que iba en el asiento de acompañante (Oscar Meza).

Asimismo, lesionó de gravedad a las dos personas que iban en los asientos de atrás (Milagros Martínez y Teresa Cardozo). Como consecuencia del primer choque, hizo que el auto embestido se desplace hacia atrás y a la derecha, impactando contra un Volkswagen Gol en donde iba a bordo una pareja (Olga Argüello y Jorge Ramos), quienes terminaron con lesiones leves.

Por ello, Clérici manifestó que Brunner al ser legalmente habilitado para conducir, además de tener experiencia previa para manejar, conocía las normas de tránsito. No obstante, “hizo caso omiso” a todas las reglas.

Por lo tanto, la representante del Ministerio Público pidió ante el Tribunal que se lo condene a un total de cinco años de prisión efectiva y diez años de inhabilitación para manejar cualquier vehículo.

“Cuando un conductor borracho sale a la vía pública y conduce en una hora pico, en una vía de tránsito denso, accidente es que no pase nada”, mencionó la fiscal.

“Manotazo de ahogado”
Luego llegó el momento de alegar para los abogados Martín Federico Tilli y Cristián Bareiro, defensores del imputado. Tilli señaló que estaban preparados para defender a Brunner por el cargo en el que llegó al Penal Uno y que la fiscal mantuvo durante todas las jornadas de testimonios. Es decir, el cargo de homicidio simple con dolo eventual.

Consideró en ese marco que la fiscal cambió el cargo por un “manotazo de ahogado”, para poder condenar de alguna manera a su defendido.

“Gastón ha sido acusado por siete años de homicidio por dolo eventual. Imaginense vivir con eso”, expresó Tilli.

“La fiscal ha sido convocada para sostener su acusación y no lo hizo”, continuó el defensor de Brunner, quien pidió la absolución.

“La agente fiscal no tiene fundamentos para acusar a Gastón. ‘Yo te quise dar 25 años, pero hoy la ley no me lo permite, por eso te doy 5 años”, agregó.

Tilli por otro lado mencionó que tanto el test de alcoholemía como el registro de la velocidad en la que iba Brunner, que fueron utilizados como prueba, no arrojaban un resultado preciso. Por lo que solicitó que el Tribunal invalide las pruebas relacionadas al test de alcoholemia.

Respecto de la velocidad en la que iba el imputado, Tilli manifestó que “aún tomando como cierta la referencia de la foto sacada por el perito Vázquez, la cual registraba 80 kilómetros por hora, hoy no establecería un agravante”, porque no supera los 30 kilómetros requeridos por el tipo penal en el lugar del hecho.

“Si es una avenida donde la velocidad permitida es de 60, está claro que 80 kilómetros no supera lo establecido”, indicó la defensa, algo que la querella había utilizado para acusar a Brunner.

“Gastón no tiene antecedentes, ni tampoco debe readaptarse a la sociedad. Por eso la defensa postula que la condena eventual e hipotética debe ser en los términos de aplicación mínima y ejecución condicional en los términos del artículo 26 del código penal”, cerró la defensa.

La sentencia
Luego de haber escuchado atentamente los argumentos de las partes, además de los testimonios escuchados durante seis jornadas de debate oral y luego de dos horas de diálogo, los jueces Viviana Cukla, Ángel Dejesús Cardozo y Gustavo Bernie decidieron condenar a Gastón Brunner (31) con una pena de tres años de prisión en suspenso “como autor penalmente responsable del delito de homicidio culposo agravado por el número de víctimas”, por lo que el acusado se retiró caminando en libertad de la sala de debates.

En la sentencia condenatoria, los magistrados impusieron reglas de conducta que Brunner deberá cumplir. Entre ellas “abstenerse de concurrir a locales nocturnos y de consumir bebidas alcohólicas y estupefacientes”. También debe “realizar anualmente cursos de capacitación o taller de concientización y educación vial mientras dure la pena” y “cumplir 500 horas de trabajo no remunerado en favor del Estado durante tres años”.

Luego de escuchar la sentencia que confirma que es un hombre libre, el imputado rompió en llanto y fue consolado por sus defensores y familiares. Salió caminando del recinto, tal y como había llegado al primer día del histórico debate oral y público por el precedente que podría sentar en Misiones.

De todas formas fue advertido que ante el incumplimiento de alguna de las normas dictadas el Tribunal Penal podrá revocar la condicionalidad de la condena, debiendo cumplir la totalidad de la pena en prisión. Por otra parte, está previsto que el próximo 22 de marzo, a las 11, se lean los fundamentos de la sentencia.

Tragedia del campus
El siniestro vial ocurrió el sábado 13 de febrero del año 2016, cuando Brunner al mando de un Volkswagen Vento se cruzó de carril y colisionó de frente con otros dos autos. Los pasajeros de tanto el Ford Fiesta como del Volkswagen Gol resultaron con múltiples lesiones. El test de alcoholemia dio positivo para el acusado, con 1,44 gramos de alcohol por litro de sangre.

Por el hecho, el hombre de 31 años quedó detenido durante 44 días hasta que fue liberado tras cubrir una caución de un millón de pesos.

“Estamos desilusionados con la Justicia de Misiones”

Con atenta mirada a lo dicho por testigos y la querella, y esperando un fallo ejemplar, Roberto Martínez, quien es viudo de la fallecida en el siniestro vial identificada como Carmen Susana Prestes (47) estuvo presente en las seis audiencias realizadas en el Tribunal Penal Uno de Posadas por el juicio contra Juan Gastón Brunner (31).

Luego de conocer el fallo de la jueza Viviana Cluka, quien se hallaba acompañada por sus pares Gustavo Bernie y Ángel Dejesús Cardozo, familiares tanto del acusado como de las víctimas se mostraron shockeados por la decisión.

Momentos después de haber finalizado el enjuiciamiento, Martínez en comunicación con El Territorio indicó que “la verdad no esperaba este resultado. Esperaba que se condene a pena efectiva de por lo menos tres o cuatro años para que se haga justicia”, expresó.

“Estoy sorprendido de cómo fue la presentación de la fiscal”, continuó haciendo referencia que se notó asombrado por lo planteado por Clérici, quien cambió en los alegatos la carátula del juicio, pidiendo una condena menor a la solicitada en instancias previas al debate oral y público.

“Decían que Brunner no maneja desde ese día, pero mi hijo lo vio muchas veces manejando por Candelaria”, mencionó el familiar de una de las víctimas fatales.

Asimismo, aclaró tener indignación por lo dicho por la defensa de Gastón Brunner, quienes manifestaron que el imputado sufrió los últimos siete años por la acusación que presentaron hacía él.

“Mencionaron que él sufre desde hace siete años por la acusación que le hicieron. Qué nos espera a los familiares de las víctimas. Hizo mal y están sufriendo tres familias por lo que produjo”.

Por otra parte, se refirió a cómo está de salud su hija, Milagros Martínez, quien fue una de las víctimas que sufrió heridas de gravedad producto del fatal triple choque.

“Mi hija todavía sigue mal, no quedó bien de la pierna, tiene que operarse”.

En su momento, la menor había llegado al hospital Madariaga de Posadas con politraumas en el cráneo. Fue una de las dos víctimas que peores lesiones se llevaron.

Por otra parte, Martínez volvió a remarcar que no se siente cómodo con la Justicia, y que se podía haber resuelto de mejor manera el juicio por el doble homicidio provocado por Gastón Brunner.

“Esta es la Justicia que tenemos. Estamos desilusionados, vamos a ver qué pasa más adelante”, agregó.

Con respecto a cómo se llevó a cabo la investigación, el familliar de Susana Prestes mostró insastifacción, ya que mencionó que seguramente “nadie se tomó el tiempo de ir a Candelaria, de donde es oriundo el imputado, para ver cómo vivía ese tipo. Después de que mató a mi mujer siguió en la joda, él no cambió”.

Con notable muestra de lamento e inconformidad por la sentencia de tres años de prisión en suspenso, indicó que “el tiempo me va a dar la razón. Él tarde o temprano va a manejar y matar a otras personas. Es cuestión de tiempo que salga un día a la calle manejando y ocasione otro siniestro vial”.

Esperando que si sucede otro siniestro vial donde Brunner sea protagonista para que la Justicia pueda dar la sentencia – a su críterio – más justa y ejemplar, pero sin fiarse de nada, ya que siente que “la Justicia la provincia de Misiones es medio difícil. Por eso estoy totalmente desilusionado”, enfatizó.

Mencionó además que en pocos días piensa reunirse con la fiscal, para tratar de encontrar un fallo “más justo”.

(Fuente: El Territorio)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *