Fin de semana en avión a Capital por sólo 30 dólares ida y vuelta

Esta etapa de la pandemia (algunos la llaman pospandemia, aunque el Covid-19 parece firme) ofrece algunas “gangas”, precios de servicios o productos que están muy baratos en precios históricos, debido a que determinada industria o sector está ocioso y necesita facturar para cubrir gastos.

Algo de esto está pasando con las low-cost, que en las últimas semanas empezaron a ofrecer tickets con precios agresivos, veraderamente low-cost, como antes de la pandemia cuando había una gran competencia entre las empresas por quedarse con el mercado.

En este contexto, los posadeños tienen una oportunidad interesante para sacar tickets ida y vuelta a Capital Federal por tan sólo 30 dólares, precio final.

La cuenta es la siguiente: Flybondi está ofreciendo 2.300 pesos (precio final) el tramo Posadas-Aeroparque o Aeroparque-Posadas. Por ejemplo, un ticket para viajar el viernes 23 de abril, partiendo 11.30 del aeropuerto General San Martin y regreso el domingo 25 de abril desde Aeroparque Jorge Newbery tiene un costo de 4.633 pesos (precio final).

Si lo traducimos en dólares (al valor dólar turista que hoy está en 160 pesos) esto nos da un costo de 29 dólares.

Se trata de uno de los valores, en dólares, más bajos desde que la firma empezó a operar en 2018. Y uno de los más bajos de la historia por volar Posadas-Buenos Aires-Posadas.

Pero además, existen dos ventajas adicionales que antes no había. La primera es que ahora Flybondi vuelta directamente a Aeroparque. No a El Palomar o Ezeiza, en los suburbios. Cualquiera puede estar en el Obelisco en unos minutos pagando un boleto de colectivo de 20 pesos.

La otra ventaja es que Flybondi tiene pocos vuelos, pero organizó su esquema de frecuencias a Posadas de manera que una persona que puede viajar un viernes 11.30 (se necesita cierta flexibilidad laboral ese día), puede regresar el domingo. Es decir, por apenas 30 dólares una persona puede organizarse un fin de semana en la Capital Federal.

Claro está, tomando todas las precauciones sanitarias en una pandemia que sigue castigando, pero al mismo tiempo esta generando en las personas un deseo por viajar y moverse de sus casas tras un año largo de aislamiento social. Como quedó demostrado en esta Semana Santa cuando 4,2 millones de personas salieron a pasear, según el sondeo de la CAME.

(Fuente: PlanB)