NacionalesPoliciales

Entró a robar a un kiosco de Quilmes, pero quedó enganchado en la reja: la policía tuvo que rescatarlo

El insólito episodio ocurrió en la localidad de Ezpeleta. El ladrón fue trasladado a la comisaría novena.

Un particular intento de robo sufrió en las últimas horas una familia del partido bonaerense de Quilmes que puso un kiosco en su casa. Un ladrón les robó los 1.800 pesos que guardaban en la caja pero un imprevisto error de cálculos lo dejó del lado de adentro sin poder escapar con el dinero.

El delincuente había forzado la ventana para ingresar al pequeño negocio familiar, tomó la recaudación y algunos artículos de perfumería e higiene que metió en una bolsa, pero el plan falló cuando llegó el momento de salir por el mismo lugar por el que había entrado.

Al parecer, el joven estaba borracho y en una mala maniobra la mitad de su cuerpo quedó atorado entre los barrotes de la reja del local frustrándole la fuga. La situación empeoró cuando en su intento por liberarse, empezó a hacer un ruido que alertó a los vecinos.

Finalmente, la policía tuvo que rescatar al sujeto que seguía todavía con las piernas colgando de la ventana del kiosco cuando llegaron minutos después tras un llamado al 911.

El rescate del ladrón fue grabado por un testigo con un celular.
El rescate del ladrón fue grabado por un testigo con un celular.Por: Crónica

El hecho ocurrió el domingo pasado pero salió a la luz en las últimas horas por un video que grabó un testigo y compartió en las redes. Tras ser auxiliado, se supo que el acusado fue trasladado a la Seccional de Quilmes Novena de Barrio Parque Calchaquí, donde quedó detenido. En el caso intervino la Fiscalía N° 5 a cargo del Dr. Saizar.

Entre la inseguridad y “el no te metás”

La inseguridad sigue mostrando sus múltiples caras. Días atrás, un hombre fue atacado por dos motochorros cuando iba a abrir su negocio de comidas en Quilmes. Le robaron su moto y, pese a que no se resistió, los delincuentes igual le dispararon. Herido en el abdomen, pidió ayuda pero nadie se detuvo a asistirlo.

El periodista Gustavo Tubio recorrió el barrio. Allí el miedo domina todo y ganan los delitos y el ‘no te metás’ por temor a morir en el intento por ayudar. “Nadie lo quería levantar. El muchacho gritaba: ‘Me pegaron un tiro’”, recordó una vecina lo que vivió Juan, quien tuvo que ser internado por lo que le pasó. “No se resistió pero igual le dispararon. Nadie lo ayudó por miedo”, aportó otra.

Según datos oficiales que fueron difundidos recientemente por el Ministerio de Seguridad de la Nación, en la Argentina, en 2019, hubo 1291 robos cada 24 horas. Es decir, 54 personas fueron víctimas de la inseguridad cada hora.

(Fuente: TN)

Comment here