Provinciales

Empresarios misioneros defienden la seguridad de los colectivos doble piso y piden más controles a los choferes y mejor estado de las rutas:

El ministro de Transporte de Nación, Mario Meoni, dijo que van a “revisar la operatoria de los ómnibus doble piso”, ante una seguidilla de accidentes registrados en Buenos Aires en los últimos meses. En Misiones, la mayoría de las empresas tienen en su flota colectivos con esas características y aseguran que los accidentes se producen por negligencia humana.
“Estamos revisando el tema de los ómnibus doble piso, porque consideramos que muchos accidentes o muchas situaciones críticas, son el resultado de deficiencias tecnológicas o de diseño y las vamos a revisar y probablemente entremos en una etapa de reconversión de ese tipo de unidades”, sostuvo Mario Meoni, días atrás. Fue en una de las primeras grandes apariciones públicas del flamante Ministro de Transporte designado por Alberto Fernández y su declaración, no cayó muy bien entre los principales empresarios misioneros, propietarios de flotas de colectivos de larga distancia.
“No sólo en el país, sino que en buena parte del Mercosur la gran mayoría de las empresas que realizan recorrido de larga distancia, tienen colectivos doble piso”, explicó Darío Skrabiuk, el máximo responsable de la empresa Río Uruguay que realiza viajes de larga distancia en territorio nacional y países limítrofes. “Hace ocho años ya se trató ese tema de la seguridad de las unidades doble piso, se hicieron estudios y por eso oportunamente se modificaron las ruedas delanteras y se reemplazaron por unas cubiertas más anchas que la tradicional”, aportó Julio Koropeski, de la empresa Crucero del Norte, pionera de los viajes de larga distancia en la provincia.
La reacción de los empresarios misioneros también apuntó a la comparación que hizo Meoni con relación a la seguridad de los micros: “Como en todas las cuestiones hay biblioteca a favor y en contra, pero creemos que de la misma manera que se ha podido determinar que una cierta tipología de aviones no puede volar por cuestiones de seguridad, también hay unidades que tienen debilidades desde el punto de vista de su diseño, por lo que estamos trabajando para que haya una nueva reglamentación y modificarlo”, dijo el funcionario nacional.
Más tecnología y seguridad

“Desde el 2014 los colectivos doble piso vienen con control de estabilidad, sensores, frenos ABS, control de velocidad crucero, cinturones de seguridad en todos los asientos y tracción integral como un vehículo común, así que es muy difícil que haya un vuelco, salvo por una negligencia humana como ha ocurrido en varios casos”, detalló Skrabiuk. “Antes de que un colectivo doble piso salga al mercado, se presentan los planos de la carrocería, se hace un estudio y se revisan todas las cuestiones de seguridad por gente especializada y con simuladores, por algo el 99{3ff13aebe241d80a0f7dbd2f56b77d3811ac54c5405045bb6f635e033c46b244} de las empresas tienen unidades con esas características en la región”, apuntó Koropeski.
La idea de revisar la continuidad de los ómnibus doble piso en las rutas, surgió a partir de dos accidentes ocurridos recientemente sobre la autovía 2. Un episodio ocurrió el pasado 28 de noviembre, cuando un colectivo que trasladaba a egresados de una escuela de Benavidez, volcó en el kilómetro 141, cerca de Lezama y fallecieron dos niñas de 11 y 12 años.
El otro caso ocurrió el 27 de diciembre último, cuando una unidad doble piso despistó en la misma ruta, volcó y más de la mitad de los 56 ocupantes resultaron heridos.
Meoni formuló esas declaraciones en la Terminal de Retiro, en el marco de la incorporación de 20 vehículos recuperados a la flota de la Comisión Nacional Reguladora de Transporte, para incrementar los controles y fiscalización en todo el país. “Las unidades doble piso no son más peligrosas. En lo que hay que seguir trabajando es en la seguridad y en los controles, porque muchos accidentes ocurren por el uso indebido de los celulares por parte de los conductores”, aportó el responsable de Crucero del Norte.
Desde la empresa Río Uruguay apuntaron además al mal estado de los caminos, “la inversión tendría que venir en mejorar las rutas de nuestro país”, pidió Skrabiuk.
En la Argentina hay unas cinco mil unidades doble piso operando en servicios de larga distancia y turismo y una medida de reemplazarlo, no sólo podrá en desventaja competitiva con relación a empresas de países limítrofes, sino que el cambio de unidades es casi imposible en la actual coyuntura económica. “Un coche doble piso en la actualidad tiene un valor de 300 mil dólares”, confiaron los empresarios.

(Fuente: M.O)

Comment here