sábado, 15 junio, 2024

Embarazada que tenía dengue murió por una falla hepática

La paciente internada con un cuadro de dengue en el Hospital Materno Neonatal -de acuerdo a un primer estudio realizado en su lugar de origen- murió en la noche del sábado a causa de una falla hepática grave, según confirmaron desde el nosocomio en un comunicado emitido ayer con la firma de su director, Hugo Ocampo.

“La paciente Sandra Walder (24), internada en la Unidad de Terapia Intensiva Obstétrica (UTI) desde el 19 de febrero, derivada del Samic de Eldorado, ingresa con diagnóstico de hepatopatía grave, más sospecha de dengue por serología positiva, hemodinámicamente inestable con falla multiorgánica”, detalla el parte oficial del centro asistencial ubicado en el Parque de la Salud en Posadas.

Asimismo, el parte médico remarca que se repitieron los estudios en la paciente para descartar o confirmar dengue y la prueba de proteína C reactiva (PCR) dio negativa. “Durante su internación se realizan múltiples transfusiones con crioprecipitados y plasma diarios y se repiten las pruebas para confirmación de dengue resultando positivos los anticuerpos por IgM y la confirmación por PCR negativa”, establece la información oficial.

La mujer era oriunda de Comandante Andresito, uno de los municipios que concentra el brote de la enfermedad transmitida por el mosquito Aedes aegypti, y cursaba un embarazo de 12 semanas. Fuentes sanitarias se habían referido a este caso, estimando que su falla hepática inicial se debió a un exceso de Paracetamol, cuyo analgésico está indicado para tratar la enfermedad.

“El diagnóstico de la defunción no es dengue hemorrágico, según el informe de los especialistas y director del hospital materno”, sostuvo a un medio provincial el ministro de Salud de la provincia, Oscar Alarcón. “El informe es del jefe materno y la causa del fallecimiento es insuficiencia hepática, fallo multiorgánico. Se le constató dengue positivo”, remarcó el responsable de la cartera provincial.

La paciente empezó con los síntomas el 6 de febrero y realizó la consulta médica una semana después, en tanto no se pudo precisar el serotipo.
El dengue es una infección vírica transmitida por el vector. Existen cuatro serotipos virales: DEN-1, DEN-2, DEN-3 y DEN-4. La convivencia de dos o más serogrupos representa la posibilidad de la aparición de cuadros más graves de la enfermedad. En Misiones está confirmada la circulación viral del DEN-1. Sin embargo, se registraron casos importados de DEN-2 y DEN-4.

“La paciente evoluciona mal con empeoramiento de su función hepática y el día 29 de febrero como consecuencia de esto se produce falla respiratoria grave con paro cardiorrespiratorio sin respuesta a las maniobras de reanimación”, concluye el parte del nosocomio.

Contexto epidemiológico

La región atraviesa un panorama complejo en materia sanitaria, siendo Misiones la provincia más expuesta, ya que limita con Brasil y Paraguay, declaradas como zonas de epidemia.

Actualmente el brote epidémico de la enfermedad está concentrado en Oberá con 759 casos sospechosos y 19 confirmados.
Los datos fueron dados a conocer el viernes último por el gobernador de la provincia, Oscar Herrera Ahuad, junto al ministro de Salud misionero, Oscar Alarcón, y el vicegobernador, Carlos Arce.

Alarcón había especificado que son 162 los casos de dengue confirmados por laboratorio en toda la provincia en sus serotipos DEN-1 y DEN-2.

En cifras

759
Casos de dengue en estudio en Oberá y 19 con confirmación de laboratorio. La localidad representa ahora zona de brote así como lo fue Andresito.

11
La cantidad de municipios que registran notificaciones de dengue: Andresito, Oberá, Iguazú, Eldorado, Posadas, San Antonio, Santiago de Liniers, San Pedro, Bonpland, San Javier y Montecarlo.

¿Cómo prevenir la enfermedad?
La enfermedad conocida como rompehuesos, cuyo principal síntoma es la fiebre y los dolores musculares, tiene en el centro de la escena al mosquito Aedes aegypti. La batalla se basa entonces en eliminar al vector. ¿Cómo?
Eliminando todos los recipientes en desuso que puedan acumular agua (como latas, botellas, neumáticos).
Dando vuelta los objetos que se encuentran en el exterior y pueden acumular agua cuando llueve (baldes, palanganas, tambores).
Cambiando el agua de bebederos de animales, colectores de desagües de aire acondicionado o lluvia, dentro y fuera de la casa, cada tres días. Hay que frotar las paredes de los recipientes con una esponja a fin de desprender los huevos de mosquito que puedan estar adheridos.
Rellenando los floreros y portamacetas con arena húmeda.
Manteniendo los patios limpios y ordenados y los jardines desmalezados.

(Fuente: E.T)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *