Policiales

Detienen a concejal acusado de incendiar una casa con la familia adentro

La comunidad de Campo Ramón no habla de otra cosa desde la madrugada del último martes, cuando un voraz incendio destruyó una vivienda del barrio Docente y afectó seriamente una segunda casa lindera.

Apenas llegaron al lugar, los bomberos notaron indicios de que se trataba de un acto intencional, lo que luego fue corroborado con las pericias de rigor: el fuego se propagó con combustible líquido disperso en varios sectores de la propiedad.

Minutos después de las 5 del mismo martes, Pablo Agustín Gaona (42) se presentó ante la comisaría de Campo Ramón y denunció directamente al actual concejal Alfredo Holl (44), alias “Fredy”, a quien acusó de incendiar su vivienda y tratar de asesinar a su familia.

Posteriormente, la ex mujer del concejal y dos de sus hijos se presentaron ante la sede policial y aportaron testimonios que no hicieron más que complicar la situación del sospechoso, quien ayer fue detenido y alojado en la Seccional Tercera de Oberá.

Fuentes del caso precisaron que el sujeto habría incurrido en contradicciones para avalar su coartada respecto de las actividades que realizó entre la noche del lunes y la madrugada del martes, cuando se registró el incendio en el barrio Docente.

El expediente está a cargo de la comisaría de Campo Ramón, con intervención del Juzgado de Instrucción Uno de Oberá.
Ayer, en diálogo con un medio provincial, el denunciante se mostró algo aliviado por la detención del concejal, al tiempo que subrayó el enorme perjuicio que le ocasionó a su familia y alertó del riesgo ante posibles represalias.

“Ese hombre ya demostró que es capaz de cualquier cosa y que suelto es un peligro”, indicó Gaona.

Todavía conmocionado por las consecuencias del incendio que destruyó su casa, su coche y todas sus posesiones materiales, Gaona aseguró que el incendio de su casa fue una represalia porque meses atrás él y su esposa cobijaron a la ex mujer del concejal y a sus hijos.

“La señora siempre sufrió maltratos y lo denunció muchas veces. Hace cinco meses se separaron y ella y los chicos se quedaron unos días en mi casa, lo que enfureció a este hombre y juró venganza”, remarcó.

Es más, citó que el propio intendente de Campo Ramón y otro funcionario local lo alertaron sobre la furia y peligrosidad de Holl.
Esta cuestión quedó plasmada en la denuncia radicada el martes: “Hace unas tres semanas el intendente José Luis Márquez Da Silva me dijo que me cuide, porque Fredy dijo que yo le arruiné la familia y que está muy pero muy malo conmigo, y que me cuide, insistió”.

“Ese mismo día Ricardo Correa también me dijo que en el Concejo Deliberante, Fredy mencionó que estaba lindo para “pasear” a Agustín en el río Uruguay, haciendo referencia a mi persona. En base a esto le dije a mi señora que cortara la relación con la ex de esposa de Fredy”, se cita en la denuncia.
Con relación al incendio, comentó que alrededor de las 2 de la madrugada del último martes se despertó por los gritos de sus hijas de 15 y 8 años y una sobrina de 17 que estaba de vacaciones en su casa.

“Salí por la puerta de adelante y vi que prendieron fuego el auto. Eran llamas altísimas. Fue un momento de desesperación, entre corridas y gritos. A lo único que atinamos fue sacar a las nenas y salimos afuera. No pudimos hacer más nada. Perdimos todas nuestras cosas”, detalló.

Luego, las hijas y la sobrina de Gaona comentaron que segundos antes del incendio escucharon ruidos afuera de la casa y sintieron que alguien trató de abrir la ventana de la habitación, tal vez con la intención de echar combustible adentro, ante lo cual gritaron y lograron ahuyentar al agresor.
Las pericias técnicas de los bomberos determinaron que el autor del hecho derramó combustible en el techo del domicilio, en la pared lateral, sobre el auto y la moto que estaban estacionados en el garaje, lo que hizo que el fuego se expandiera rápidamente.

“Responsabilizo directamente al señor Alfredo Holl como el principal responsable de lo sucedido y lo acuso por daño, tentativa de homicidio y todo lo causado. Ante éstas y otras cosas más, responsabilizo a este hombre por cualquier cosa que nos pueda suceder a mi familia y a mí”, citó Gaona en la denuncia.
Además solicitó protección policial para su familia, ya que “este hombre directamente trató de matarnos”, remarcó.

Por la destrucción total de su vivienda la familia se quedó con lo puesto, al tiempo que en los últimos días recibieron innumerables muestras de solidaridad por parte de familiares, amigos y vecinos que los están asistiendo de diversas maneras para sortear el mal momento que atraviesan.

También un medio provincial entrevistó a la ex mujer del concejal Alfredo Holl, quien relató sus pesares durante más de dos décadas de convivencia, lapso en que el tuvieron cinco hijos, entre separaciones, denuncias y reconciliaciones transitorias

“Siempre ejerció violencia psicológica, física y económica. Nunca quiso que trabaje para tenerme como rehén de su plata. Cuando me recibí de analista en sistemas le pegó siete tiros a la computadora porque nos separamos y me fui con mis padres”, graficó.

Además de concejal de Campo Ramón, el mismo sujeto integra la Asociación de Productores Agrícolas de Misiones (Apam) y años atrás presidió la Cooperativa Agrícola Limitada de Oberá (Calo).

Al respecto, su ex opinó que “siempre se jactó de que tiene plata y contactos. Es conocido porque cría gallos de riña, es fanático de la caza y tiene muchas armas sin registrar, por eso mucha gente le tiene miedo. Yo también me callé muchos años por temor”.
Recordó que su padre radicó siete denuncias contra su ex por envenenamiento y mutilación de animales.

“Como mis padres muchas veces me acogieron, él tomaba represalias a su manera. En tres ocasiones destruyó a balazos el transformador eléctrico de la chacra y otras veces envenenó perros y gallinas con furadán (un potente pesticida). También les disparó en los genitales a los toros. Hizo cosas muy siniestras”, agregó.
Padecimientos similares padeció una hermana de la mujer, al tiempo que la propia madre del concejal lo denunció por amenazas de muerte.
“Toda la familia de él me apoya y me ayuda económicamente para que pueda mantener a mis hijos. Su propia familia lo dejó de lado y reconocen que es una persona muy peligrosa, pero hasta ahora siempre gozó de impunidad”, remarcó.

Recordó que en innumerables ocasiones tuvo que escapar junto a sus hijos y pedir auxilio en casa de familiares o vecinos, como sucedió hace cinco meses con la familia Gaona, afectados por el incendio de su vivienda.

En tal sentido, la mujer se mostró abatida por las consecuencias del siniestro, ya que sus amigos perdieron todas sus posesiones y estuvieron en riesgo de vida.
Asimismo, comentó que uno de sus hijos aportó un dato que sería clave para probar la responsabilidad del concejal, testimonio que ya fue aportado en sede policial.
“Mi hijo vive conmigo pero trabaja con el padre, porque no le queda otra. El lunes a la tardecita un peón le llamó para decirle que al otro día no iban a poder guadañar porque no encontraba el bidón con nafta. A las pocas horas se quemó la casa de Gaona”, mencionó.

Y agregó: “Mi ex quemó la casa de mis amigos porque hace cinco meses nos acogieron a mis hijos y a mí cuando nos fuimos de casa porque la situación de violencia era insostenible. Los chicos tenían miedo de que nos mate. Yo denuncié tantas veces y no pasaba nada, que ya no reaccionaba. Pero los chicos me dieron fuerzas”.

Contó que hace tres años estuvieron separados por varios meses y el sujeto empezó un tratamiento psiquiátrico, aunque no hubo mejorías.
“Me llegó a amenazar de muerte frente a un psicólogo y me dijo que ni la Policía ni los jueces lo iban a detener. Que me iba a matar cuando quisiera, y la verdad que volví por miedo. Siempre decía que es mejor que lo metan preso porque así tiene una coartada para contratar un sicario del Brasil, donde tiene muchos conocidos por las riñas de gallos”, alertó la víctima.

(Fuente: E.T)

Comment here