Coronavirus: Uruguay comenzó ayer el regreso «voluntario y paulatino» de más de 80 mil estudiantes a las aulas

El país oriental se convirtió así en el primero de Latinoamerica en regresar a las clases presenciales en más de 600 centros públicos de educación primara y secundaria, después de la cuarentena que obligó cerrar los establecimientos hace más de dos meses, ante el avance de la pandemia de coronavirus.

El presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou precisó a medios de su país que «la asistencia a clases será paulatina y voluntaria» y consideró que con relación al Covid-19 «el riesgo es mínimo». En Uruguay se registra un centenar de infectados activos, pero consideran que el virus está «controlado».

De esta manera, unos 80 mil estudiantes uruguayos de más de 600 centros públicos de educación primaria y secundaria quedaron habilitados para volver a las clases presenciales que se habían interrumpido el 13 de marzo por la declaración de la emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus Covid-19.

«Este paso lo damos porque estamos convencidos de que el riesgo es mínimo», dijo el presidente Luis Lacalle Pou al anunciar el regreso a las aulas. Aunque también se mostró cauto: «Para adelante todo lo posible, para atrás todo lo necesario».

El regreso a las clases presenciales será paulatino y voluntario: en primera instancia el regreso a clases será para las escuelas de la capital, Montevide; en quince días comenzará otro grupo de 230.000 estudiantes y los 390.000 restantes se presentarán a fin de mes. Los colegios privados también quedaron habilitados para comenzar de acuerdo con su propio cronograma.

Tambien te puede interesar: Conmoción en Uruguay: fusilaron a tres infantes de Marina y robaron sus armas 

El próximo lunes comenzaron los centros educativos ubicados fuera del área metropolitana de Montevideo, donde se acumula la mayor cantidad de casos de Covid-19 y los alumnos del último año de bachillerato y de escuelas en comunidades vulnerables.

En cada establecimiento los grupos fueron divididos en dos para mantener la distancia física y cada uno tendrá clases presenciales dos días a la semana que serán acompañadas por las virtuales. Los alumnos no podrán permanecer más de cuatro horas en los establecimientos.

La Administración Nacional de Educación Pública (Anep) difundió un protocolo de prevención sanitaria que establece ingresos con horarios escalonados, ventilación, lavado de manos, utilización de alcohol en gel y desinfección de los materiales y aparatos de uso común.

El barbijo es obligatorio para los estudiantes de enseñanza media y voluntario para los escolares y preescolares. Durante la práctica de deportes y recreos se buscará mantener la distancia física.

«Tenemos que avanzar a paso firme por si llegáramos a tener que retroceder. Avanzar con las máximas seguridades aprendiendo que en las actuales circunstancias no hay riesgo cero ni seguridades totales», explicaron las autoridades educativas del vecino país.

(Fuente: La Capital)