Con profundo dolor y consternación, amigos y familiares despidieron a los hermanos Iguazuences asesinados en Buenos Aires

Pocos minutos después de las 17 horas, amigos, allegados y familiares de los hermanos Ariel y Alexis Salto asesinados en el partido bonaerense de San Miguel, se convocaron en inmediaciones del escuadrón N° 13 de Gendarmería Nacional en Puerto Iguazú para realizar una despedida simbólica ya que los restos de los jóvenes fueron inhumados en Buenos Aires. El lugar fue elegido porque el mayor de los hermanos, Alexis Salto, pertenecía a esa fuerza federal. El horario tampoco fue al azar, ya que en el mismo momento a más de 1000 kilómetros se estaban sepultando a los jóvenes.

Las tías maternas de las víctimas los describieron como “muy unidos entre hermanos. Eran chicos deportistas, no eran de la joda”. Los amigos de Ariel, por su parte comentaron que el joven “quería estudiar traductorado de inglés, la gustaba aprender idiomas”. Además explicaron que el más joven de los hermanos fallecidos había aprobado el examen de ingreso a gendarmería y debía comenzar sus estudios este año, como aún no era cadete, no tenía seguro y la Fuerza nacional se hizo cargo de los gastos de sepelio solamente del hermano mayor. Por este motivo, los familiares habilitaron una caja de ahorros para cubrir los costos de inhumación de Ariel y el traslado de urgencia de sus padres hasta la capital del país.   

El grupo de personas que eligió esta manera para despedir a sus amigos y familiares no quiso dialogar con la prensa por precaución de no entorpecer la investigación que está en curso por el crimen.

Un momento emotivo que se vivió durante la despedida fue cuando se comunicaron a través de una videollamada con los padres de las víctimas donde las lágrimas se hicieron presentes. La mamá de los hermanos expresó sus sentimientos a los presentes a través de la pantalla con palabras de agradecimiento, “Gracias por todo chicos, gracias por las fuerzas que nos dan”.

El caso

El hecho se registró el pasado viernes 1 de enero, cerca de las 11:00 horas, en la calle Monseñor Blois 2089, casi esquina Güemes, en aquel municipio del noroeste del conurbano bonaerense.

Fuentes policiales informaron a la agencia nacional de noticias Télam que todo comenzó cuando el acusado, identificado como el primer alférez Jorge Luis Ríos (34), quien desempeña sus tareas en la Unidad Investigaciones Campo de Mayo, se presentó en la casa de su ex esposa, también cabo de la misma fuerza, de la que estaba separado hacía un año.

La mujer de 31 años, que trabaja en la Agrupación Seguridad y Custodia del Edificio Centinela en el barrio porteño de Retiro, regresó de festejar el Año Nuevo junto a quien hasta ese momento fue su pareja, Martín Ariel Salto, y su cuñado; Alexis Salto, quien había viajado desde Puerto Iguazú para celebrar el año nuevo con su hermano.

Además, con ellos regresó el hijo de ocho años que Ríos y su ex pareja tienen en común, tras lo cual éste el agresor sacó su arma reglamentaria y atacó a los dos hombres. Los hermanos recibieron disparos en sus cabezas y fallecieron casi en el acto, por lo que un llamado al 911 alertó sobre el doble crimen.

Efectivos de la comisaría Primera de San Miguel arribaron al lugar de inmediato y aprehendieron a Ríos, a quien le secuestraron una pistola Pietro Beretta calibre 9 milímetros. Los investigadores establecieron que no había denuncias previas por violencia de género pero sí hubo amenazas que los iba a matar ya que no aceptaba la nueva relación de su ex pareja con Martín Ariel Salto.

El hecho es investigado por la fiscal Gloria Reguán, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 22 descentralizada Malvinas Argentinas, Departamento Judicial San Martín.

La funcionaria judicial indagará a Ríos en las próximas horas por el delito de “doble homicidio agravado por el uso de arma de fuego.

Si bien la Gendarmería se va a encargar del servicio fúnebre de Martín, también perteneciente a la fuerza, la familia no cuenta con el dinero para cubrir los gastos de Alexis, por lo que solicitaron colaboración de la comunidad para costear dichas erogaciones.

(Fuente: Misiones Online)